STORIES for CHILDREN by Sister Farida

(www.wol-children.net)

Search in "Spanish":

Home -- Spanish-AMPerform a PLAY -- 147 (With God nothing is impossible 2)

Previous Piece -- Next Piece

PIEZAS DE TEATRO -- ¡represéntalas para otros niños!
Piezas de Teatro representaciones para niños

147. Para Dios no hay nada imposible 2


¡Es imposible! ¡Absolutamente imposible! Eso debe haber pensado Abraham.

¿Por qué? Él ya estaba viejo, muy viejo y también Sara, su esposa. Hacía mucho que Dios les había prometido un hijo. Pero tener un hijo a los 89 años y ser papá a los 99, eso es definitivamente imposible. ¿Se había olvidado Dios de él?

Abraham estaba sentado a la entrada de su tienda. Era mediodía y hacia mucho calor. Tres hombres llegaron de visita. Abraham se inclinó en reverencia ante ellos. ¿Presentía que a través de ellos Dios mismo venía él?

Abraham: "Señor, no se vayan en seguida. Quédense acá. Buscaré agua para que se laven los pies. Siéntense en la sombra. Prepararé algo para comer."

Hombre: "Está bien, haz como has dicho."

Abraham se apuró. Sara preparó pan, el criado carneó un ternero y Abraham sirvió uno de los mejores menús beduinos que solía comenzar con leche cuajada y leche fresca.

Hombre: "¿Dónde está Sara, tu esposa?"

Abraham: "Allá, en la tienda."

Hombre: "Te digo la verdad: En un año, cuando yo vuelva, Sara tendrá un hijo."

(Risa)

Sara se reía. Había estado escuchando. "Imposible", pensaba; "yo ya estoy vieja".

Hombre: "¿Por qué se rie Sara y dice: Es imposible que yo tenga hijos a esta edad? ¿Acaso hay algo imposible para Dios? Dentro de un año Sara tendrá un hijo."

¿Habría algo imposible para Dios? Más de 10 veces Dios le había prometido un hijo a Abraham. Y una vez lo había hecho de una manera muy especial.

Voz de Dios: "Abraham, mira al cielo y cuenta las estrellas. Tantos descendientes te daré."

Abraham no podía contar las estrellas, pero si podía confiar en Dios. Los millones de estrellas le mostraban: Dios es más grande. ¿Habría algo imposible para Él? ¡Jamás!

Imagínate, Abraham tenía 100 años cuando fue padre y Sara fue una mamá feliz cuando tenía 90 años.

(Risa de bebé) A su hijo, que habían esperado tanto tiempo, lo llamaron Isaac.

Para Dios no hay nada imposible. Él es más grande de lo que te puedas imaginar. Intenta contar las estrellas, y ahí te darás cuenta.


Personajes: Relator, Abraham, hombre, voz de Dios

© Copyright: CEF Germany

www.WoL-Children.net

Page last modified on June 13, 2019, at 06:27 PM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)