STORIES for CHILDREN by Sister Farida

(www.wol-children.net)

Search in "Spanish":

Home -- Spanish-AMPerform a PLAY -- 124 (The best counselor 1)

This page in: -- Arabic? -- Aymara -- Azeri -- Bengali? -- Bulgarian -- Cebuano -- Chinese -- English -- Farsi? -- French -- German -- Guarani -- Hebrew? -- Hindi -- Indonesian -- Italian -- Korean -- Kyrgyz -- Malayalam? -- Portuguese -- Quechua? -- Romanian? -- Russian -- Serbian? -- SPANISH-AM -- Spanish-ES -- Tamil -- Turkish -- Urdu? -- Uzbek

Previous Piece -- Next Piece

PIEZAS DE TEATRO -- ¡represéntalas para otros niños!
Piezas de Teatro representaciones para niños

124. El mejor consejero 1


Los preparativos para la visita oficial de estado corrían a toda velocidad. (música)

Se enarbolaban banderas y se servía comida deliciosa. La recepción para Josafat, que era rey del reino sureño de Judá, fue única. ¿Sospechaba que había un motivo oculto detrás de esa invitación? El rey Acab pronto fue al grano:

Acab: "Rey Josafat, la ciudad de Ramot ya no me pertenece. Eso me molesta mucho. ¿Me puedes ayudar a reconquistarla?"

Josafat: "Por supuesto. Puedes confiar en mis tropas. Pero... ¿no deberíamos pedir consejo a Dios? Yo sólo quiero hacer lo que Él quiere."

Tomar decisiónes con la ayuda de Dios es algo muy bueno. Aprende del ejemplo de Josafat. Estoy seguro que ese era su secreto de una vida exitosa. Todos querían a Josafat. Tenía un ejército de millones de soldados. Ninguno de sus enemigos se atrevía a atacarlo. De todos lados recibía regalos. El consejero de Josafat era Dios. En todas las decisiones preguntaba primero a Dios.

El rey Acab era muy diferente. La propuesta de consultar a Dios no le gustaba para nada.

Eso también te puede pasar con tu grupo de amigos, cuando les propongas hacerle caso a Dios.

Muchas veces lo realmente bueno no es muy popular, como en el caso del rey Acab.

Acab: "¿Es necesario? Está bien. ¡Sirvientes, llamen a los profetas!" (pasos)

Acab: "¿Debemos atacar a la ciudad de Ramot o no?"

Profeta: "¡Ataquen! Vas a vencer."

El rey Acab estaba contento. El rey Josafat no. Conocía la voz de Dios y sabía que, lo que escuchaba, no era la voz de Dios. Esos 400 hombres eran mentirosos, hablaban a favor de Acab, porque iban a recibir recompensa por hacerlo.

Josafat: "¿Acá no hay otro profeta a quien podamos preguntar?"

Acab: "Hay uno más. Pero lo odio. Siempre me anuncia desgracia."

Josafat: "Hazlo venir."

Micaías vino. Un verdadero mensajero de Dios que de vez en cuando se permitía una broma.

Acab: "Micaías, ¿debemos atacar a Ramot?"

Micaías: "Si, si, ataca, porque vas a vencer."

Acab (enfureciéndose): "Tienes que decir la verdad. ¿Qué dice Dios?"

¿De veras quería escuchar el consejo de Dios? Tal vez quería oirlo, pero no quería obedecer. Micaías se puso serio.

Micaías: "Dios me mostró que tus soldados pronto serán como ovejas sin pastor. Rey Acab tu ejército volverá sin ti."

Acab (furioso): "¿Escucharon? Pronuncia mi sentencia de muerte. ¡Métanlo a la cárcel! ¡Inmediatamente!"

La próxima vez seguiremos.


Personajes: Relator, Josafat, Acab, Micaías, 'profeta'

© Copyright: CEF Germany

www.WoL-Children.net

Page last modified on June 13, 2019, at 06:11 PM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)