STORIES for CHILDREN by Sister Farida

(www.wol-children.net)

Search in "Spanish":

Home -- SpanishPerform a PLAY -- 125 (A deadly arrow 2)

This page in: -- Arabic? -- Aymara -- Azeri -- Bengali? -- Bulgarian -- Cebuano -- Chinese -- English -- Farsi? -- French -- German -- Guarani -- Hebrew? -- Hindi -- Indonesian -- Italian -- Korean -- Kyrgyz -- Malayalam? -- Portuguese -- Quechua? -- Romanian? -- Russian -- Serbian? -- SPANISH -- Tamil -- Turkish -- Urdu? -- Uzbek

Previous Piece -- Next Piece

PIEZAS DE TEATRO -- ¡represéntalas para otros niños!
Piezas de Teatro representaciones para niños

125. Flecha mortal 2


Uno tenía la valentía de decir la verdad. ¡Uno contra 400!

Micaías: "Rey Acab, Dios no quiere esta guerra. Si no lo escuchas, arriesgas tu vida."

Acab: "¿Lo han escuchado? Micaías anuncia mi sentencia de muerte. ¡Métanlo inmediatamente a la cárcel."

Lo que menos quería el rey Acab era escuchar a Dios. Se le había metido en la cabeza conquistar la ciudad de Ramot.

Quien no escucha a Dios, arriesga su vida. Los espías de Acab habían averiguado el plan de guerra del enemigo:

Espía: "Cuando luchen contra Acab y contra su ejército, no disparen a los soldados, sino solo al rey."

Pero Acab era astuto.

Acab: "Rey Josafat, yo me voy a disfrazar, pero tú, quédate con tu vestimenta real. Así iremos juntos a la batalla."

Y el rey Josafat lo acompañó.

Yo no lo entiendo. ¿Por qué Josafat no escuchó el consejo de Dios? Si siempre tomaba sus decisiones con Dios...

La batalla se hizo dura. El enemigo sólo buscaba al rey. ¿Puedes imaginarte lo que sucedió? Cuando el enemigo vio a Josafat con su vestimenta real, pensó que él era el rey Acab y lo persiguió. Josafat gritó. Ahora se daba cuenta: quien no le hace caso a Dios, arriesga su vida. Josafat estaba cerca de la muerte. Pero Dios hizo que los enemigos lo dejaran.

Y un soldado, que disparó una flecha al azar, hirió gravemente al rey Acab. Al atardecer murió. Perdió su vida, porque nunca escuchaba a Dios. Y a Josafat ese día le sirvió de escarmiento. ¿Lo habrá entendido?

Quien no le hace caso a Dios arriesga su vida. El rey Josafat se había dejado convencer para ir por un camino sin Dios. Lo lamentaba mucho.

Aunque no esté de moda entre tus amigos oír y obedecer a Dios, ¡sé como un pez vivo que nada contra la corriente! No importa lo que piensan los otros. ¡Escucha a Dios! ¡Escucha los consejos de personas que conocen a Dios y que lo aman!

Quien no le hace caso a Dios arriesga su vida. A mi me gusta hacerle caso a Dios, porque sé que es lo mejor para mí.


Personajes: Relator, Acab, Micaías, espía

© Copyright: CEF Germany

www.WoL-Children.net

Page last modified on May 24, 2018, at 02:48 PM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)