STORIES for CHILDREN by Sister Farida

(www.wol-children.net)

Search in "Español":

Home -- Spanish-ESPerform a PLAY -- 102 (Out in the open 2)

Previous Piece -- Next Piece

PIEZAS DE TEATRO -- ¡represéntalas para otros niños!
Piezas de Teatro representaciones para niños

102. Todo sale a la luz 2


El bebé seguía con vida y eso era un milagro de Dios. El faraón había ordenado tirar al río a todos los hijos de los israelitas. Pero cuando la princesa encontró al bebé en un canastito flotando en el río Nilo sintió compasión. Se lo dio a su madre para que lo cuidara por unos años.

Moisés (niño): "Mamá, ¿por qué no me puedo quedar contigo? ¿Me acompañarás cuando me vaya con esa señora?"

Madre: "Eso no es posible, mi tesoro. Pero pensaré todo el tiempo en ti."

Moisés (niño): "Pero yo prefiero quedarme contigo. No me quiero ir."

Pero legó el momento de la despedida.

La princesa adoptó al niño y le dio el nombre "Moisés".

Moisés estudió en las mejores escuelas. Le fue muy bien. Se convirtió en un hombre rico e instruido.

Pero en su corazón jamás olvidó que pertenecía al pueblo de Dios. Al pueblo que servía a los egipcios como esclavos desde hacía ya más de 300 años.

Moisés: "Soy un príncipe. Lo tengo todo. Soy muy rico. ¿Pero de qué me sirve? Siento en mi corazón que tengo que ayudar a mi pueblo."

Por amor a Dios y a su pueblo, Moisés lo dejó todo. Prefería ser despreciado antes que honrado, esclavo antes que príncipe.

Por eso abandonó el palacio. Poco después vio como un egipcio golpeaba a un israelita. Moisés miró alrededor y cuando vio que no había nadie, mató al egipcio y lo enterró en el desierto.

Dios quería que Moisés librara al pueblo de la esclavitud, pero no de esa manera. El asunto salió a la luz. El faraón se enteró de lo que había ocurrido y quiso matar a Moisés.

Entonces Moisés huyó a otro país. ¿Acaso todo había terminado? ¿Puede Dios usar a un homicida?

(balido de ovejas)

Durante 40 años Moisés cuidó las ovejas de otro. Mientras las conducía por la estepa desierta tenía mucho tiempo para pensar.

No se había olvidado de Dios y Dios tampoco se había olvidado de él. De repente se detuvo.

Moisés: "¿Qué es eso? ¡No lo puedo creer! Es una zarza ardiente. Se ven las llamas. Pero qué extraño, el arbusto no se consume. Eso es imposible."

La próxima historia te revelará el secreto de la zarza ardiente.


Personajes: Relator, Moisés (niño), madre, Moisés

© Copyright: CEF Germany

www.WoL-Children.net

Page last modified on June 14, 2019, at 03:24 PM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)