STORIES for CHILDREN by Sister Farida

(www.wol-children.net)

Search in "Spanish":

Home -- SpanishPerform a PLAY -- 078 (Lou Ling decides)

This page in: -- Arabic? -- Aymara -- Azeri -- Bengali? -- Bulgarian -- Cebuano -- Chinese -- English -- Farsi? -- French -- German -- Guarani -- Hebrew? -- Hindi -- Indonesian -- Italian -- Korean? -- Kyrgyz -- Malayalam? -- Portuguese -- Quechua? -- Romanian? -- Russian -- Serbian? -- SPANISH -- Tamil -- Turkish -- Urdu? -- Uzbek

Previous Piece -- Next Piece

PIEZAS DE TEATRO -- ¡represéntalas para otros niños!
Piezas de Teatro representaciones para niños

78. La decisión de Lou Ling


Lou Ling tenía un gran problema: Reflexionaba sobre la estatua que estaba en el estante encima de la puerta de su casa. Ella vivía en China y sus padres decían que esa figura de madera era Dios.

¿No es cierto que eso no pueda ser? El Dios viviente está en el cielo, y esa figura de madera sobre el estante no era nada más que un ídolo muerto. Tenía manos y no podía ayudar. Tenía boca y no hablaba. Tenía orejas y no oía.

Lo adoraban y lo veneraban y los que lo hacían no sabían que el Dios viviente había prohibido esa adoración: Yo soy el Señor tu Dios, no tengas otros dioses además de mí.

Lou Ling pensaba:

Lou Ling: "¿Será que aquella figura sobre el estante es el verdadero Dios?"

En la escuela cristiana, a la que ella asistía, había escuchado sobre el verdadero Dios. Había aprendido que Dios envió a su Hijo a la tierra para morir por los pecados de todos los hombres. Le impresionó el hecho de que resucitó y que ahora vive en el cielo.

¿Quién tiene razón? ¿Quién es el verdadero Dios? ¿Jesús o la figura en su casa?

Lou Ling: "Yo sé lo que haré. Voy a enterrar a nuestro Dios en el jardín. Y si resucita sabré que es el verdadero Dios."

Lou Ling tomó una pala, se fue al jardín y enterró al ídolo. Contenta con su idea regresó a la casa. Pasó el primer día.

El segundo día ella corrió a la pequeña tumba e hizo un pequeño agujero – el ídolo estaba todavía. Ella casi no podía esperar que llegue el tercer día, - pero también el tercer día el ídolo se quedó el la tumba sin moverse.

Lou Ling: "Ahora creo en el Señor Jesús, que murió y resucitó por mí."

Lou Ling tomó la decisión correcta y después experimentó muchas veces que el Dios viviente estaba con ella y no la abandonaba nunca.

Dios lo dice en su Palabra:

"Yo soy el Señor tu Dios, no tengas otros dioses aparte de mí. Nada debe ser más importante y más querido por ti."


Personajes: Relator, Lou Ling

© Copyright: CEF Germany

www.WoL-Children.net

Page last modified on May 24, 2018, at 07:29 AM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)