STORIES for CHILDREN by Sister Farida

(www.wol-children.net)

Search in "Spanish":

Home -- SpanishPerform a PLAY -- 056 (God doesn’t forget anyone)

This page in: -- Arabic? -- Aymara -- Azeri -- Bengali? -- Bulgarian -- Cebuano -- Chinese -- English -- Farsi? -- French -- German -- Guarani -- Hebrew? -- Hindi -- Indonesian -- Italian -- Korean -- Kyrgyz -- Malayalam? -- Portuguese -- Quechua? -- Romanian? -- Russian -- Serbian? -- SPANISH -- Tamil -- Turkish -- Urdu? -- Uzbek

Previous Piece -- Next Piece

PIEZAS DE TEATRO -- ¡represéntalas para otros niños!
Piezas de Teatro representaciones para niños

56. Dios no olvida a nadie


José esperaba. Una semana, otra más... un mes entero. Una y otra vez pensaba:

José: "¿Por qué nadie me saca de aquí? Soy inocente, no merezco estar preso."

Un compañero de prisión que había sido liberado quería interceder ante el faraón a favor de José. Pero lo había olvidado. Dos años ya habían pasado. Pero uno no se había olvidado de José – Dios. Dios había prometido a José que iba a ser un gobernador poderoso. Ahora Dios empezó a cumplir su palabra.

Faraón tenía sueños extraños. Pero nadie podía explicarle qué significaban sus sueños. Se empezó a inquietar. De pronto al mozo que servía al faraón le vino algo a la mente y dijo:

Mozo: "Conozco a alguien que sabe interpretar sueños. Se llama José. Está en la cárcel, pero es inocente. Me he olvidado totalmente de él."

Faraón: "¡Tráiganmelo inmediatamente!"

La orden del Faraón fue ejecutada al instante. Con inclinación reverente José se presentó ante el supremo gobernador del país.

Faraón: "Oí que sabes explicar el significado de los sueños."

José: "Faraón poderoso, yo no sé hacerlo, pero Dios si puede hacerlo."

Faraón: "Soñe que estaba parado a la orilla del Nilo. Siete vacas gordas subían del agua y después siete muy flacas que se comían las vacas gordas.

Después soñe que siete espigas llenas de trigo y hermosas eran devoradas por siete espigas secas y quemadas por el viento del este. ¿Qué significa? ¿Me lo puedes decir?”

José: "Con estos sueños Dios le quiere decir que vendrán siete años con cosechas extraordinarias, con mucha abundancia y después vendrán siete años de hambre y escacez. No crecerá nada. Sucederá con toda seguridad. Lo mejor es que su majestad se busque un administrador inteligente para que acumule alimentos, así el pueblo no morirá de hambre en los años de escacez."

La propuesta convenció al Faraón.

Faraón: "José, tu eres el hombre. Dios está contigo. Te nombro mi representante. En todo Egipto todos harán lo que tu dices."

¡José se convirtió en el segundo hombre más importante de Egipto! No lo podía creer. Dios no se había olvidado de él aunque a veces había parecido ser lo contrario. Sus hermanos lo odiaban y lo vendieron como esclavo y José estuvo inocentemente en la cárcel.

He hecho calculos y he descubierto que José soportó 10 años duros. Eso debe animarte. Dios no se olvida de nadie. De ti tampoco. Cree en Él y confíale tu vida.

Te sorprenderás cuántas cosas buenas hizo Dios a través de José. Por eso no te pases de la próxima historia.


Personajes: Relator, Faraón, mozo, José

© Copyright: CEF Germany

www.WoL-Children.net

Page last modified on May 23, 2018, at 10:55 AM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)