STORIES for CHILDREN by Sister Farida

(www.wol-children.net)

Search in "Español":

Home -- Spanish-ESPerform a PLAY -- 120 (The newcomer 4)

Previous Piece -- Next Piece

PIEZAS DE TEATRO -- ¡represéntalas para otros niños!
Piezas de Teatro representaciones para niños

120. El marginado 4


Lucas estaba en estado de shock. Los pedazos de su mejor trabajo de talla en madera estaban pisoteados en el suelo. Ya no podría ganar ningún premio. Él, que tenía fama de marginado y solitario, quería mostrar con ese trabajo que también sabía hacer algo bueno.

Lucas sospechaba de Ana. Pero no tenía ninguna prueba.

A menudo escalaba por las montañas de su patria Suiza. Solía sentarse solo en un tronco y tallar.

Hombre: "¡Qué bien tallas!, hijo."

Lucas se asustó y giró la cabeza. Debía de ser el anciano solitario que vivía en una choza. En el pueblo todos decían cosas misteriosas de él. Pero los ojos bondadosos del hombre le inspiraban confianza a Lucas.

Hombre: "Ven conmigo, te mostraré mis trabajos de tallado." (crujir de puerta)

Lucas: "¡Wow! ¿Esas figuras las ha hecho usted?"

Hombre: "Un día tu también podrás hacerlo. Tal vez para un amigo."

Lucas: "No tengo amigos."

Hombre: "Entonces debes de sentirte muy solo. ¿Me quieres contar qué te preocupa?"

Lucas: "Dani es un inválido. Y todos piensan que yo lo empujé al precipicio. Todos me odian. Sobre todo Ana. Y yo la odio también."

Hombre: "Cometemos muchos errores en la vida. Yo también. Por el alcohol y los juegos de azar contraje muchas deudas. Me arrestaron cuando intentaba robar un banco. Estaba desesperado."

Lucas: "¿Y muy sólo?"

Hombre: "Sigo estando muy sólo. Pero cuando salí de la cárcel comencé una nueva vida con Jesús."

Lucas: "¿Tiene parientes?"

Hombre: "Mi esposa ya no vive. Y mis dos hijos piensan que yo también estoy muerto. Uno es comerciante y el otro un famoso cirujano que ha ayudado a muchos para que vuelvan a caminar. En este momento está en el hotel del pueblo."

A Lucas se le agolparon los pensamientos. ¿Adivinas qué estaba tramando? El viejo hombre le puso la mano sobre el hombro en un gesto cariñoso.

Hombre: "Lucas, me has confiado tus preocupaciones. ¿No quieres hablar también con Jesús sobre tu odio y pedirle que todo se resuelva y esté bien de nuevo?"

A Lucas no le daba vergüenza que las lágrimas corrieran por sus mejillas. Le pidió perdón a Jesús por las cosas malas que había hecho y por sus malos pensamientos. Y su corazón se limpió. ¡Tan sencillo es! No solo para Lucas, ¡para ti también!

¿Y Ana? La próxima vez te hablaré sobre ella.


Personajes: Relator, Lucas, hombre

© Copyright: CEF Germany

www.WoL-Children.net

Page last modified on June 14, 2019, at 04:06 PM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)