STORIES for CHILDREN by Sister Farida

(www.wol-children.net)

Search in "Spanish":

Home -- SpanishPerform a PLAY -- 131 (Death penalty for the Son of God)

This page in: -- Arabic? -- Aymara -- Azeri -- Bengali? -- Bulgarian -- Cebuano -- Chinese -- English -- Farsi? -- French -- German -- Guarani -- Hebrew? -- Hindi -- Indonesian -- Italian -- Korean -- Kyrgyz -- Malayalam? -- Portuguese -- Quechua? -- Romanian? -- Russian -- Serbian? -- SPANISH -- Tamil -- Turkish -- Urdu? -- Uzbek

Previous Piece -- Next Piece

PIEZAS DE TEATRO -- ¡represéntalas para otros niños!
Piezas de Teatro representaciones para niños

131. Castigo de muerte para el hijo de Dios


El juez se pronunció a favor de la pena de muerte. Los verdugos ya estaban preparados. Jesús, el Hijo de Dios, fue entregado a sus enemigos. Lo escupieron, lo golpearon en la cara y lo azotaron.

Los golpes hacen pensar en un castigo por haber echo algo malo. Pero Jesús no los merecía. Jamás hizo nada malo, nada que mereciera castigo. Y a pesar de eso se decidió ejecutarlo de la manera más cruel. Sobre su espalda sangrante por los azotes llevaba una pesada cruz por las calles de Jerusalén.

En las afueras de la ciudad, en la colina Gólgota, Jesús fue clavado en una cruz por soldados crueles y desalmados. A su derecha y a su izquierda crucificaron a dos delincuentes.

Morir en la cruz era espantoso. A Jesús lo atormentaban dolores de cabeza, terrible sed, asfixia y los dolores indecibles de sus manos y pies clavados en la cruz.

Tenía miedo. Y además sus enemigos se burlaban de Él debajo de la cruz.

Burlón: "¡He!, si de veras eres Hijo de Dios, bájate de la cruz."

Soldado: "Si eres el rey de los judíos, sálvate a ti mismo."

Si Jesús hubiera querido salvarse a si mismo, no habría venido del cielo a la tierra.

Pero Él vino para salvarnos a nosotros, porque nos ama. Jesús amaba incluso a sus enemigos.

Jesús: "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen."

Imagínate por un momento las tres cruces. Jesús en el medio y a la derecha e izquierda los criminales. Parece que Jesús estaba extendiendo las manos hacia ellos.

Criminal (hostil): "¿Y tú quieres ser el salvador prometido? Si es así, sálvate a ti mismo y después a nosotros también."

Asesino: "Cállate. ¿Te has olvidado de Dios? Nosotros somos culpables y merecemos el castigo, pero este no hizo nada malo. Señor Jesús, acuérdate de mí, cuando llegues a tu reino."

Jesús: "Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso."

El asesino confesó su culpa, se arrepintió y por eso se fue al cielo. Tenía razón. Todos somos culpables. Pero Jesús perdona, sus manos siempre están extendidas hacia los pecadores.

Imagínate otra vez las 3 cruces. Jesús en el medio y los criminales a la derecha y a la izquierda. Uno confía en Jesús, el otro se burlaba de Él. Uno fue salvo, el otro se perdió.

Y tú, ¿a qué grupo perteneces?

Jesús extiende las manos a todos, a ti también. El amor de Jesús es más grande que cualquier pecado.


Personajes: Relator, burlón, soldado, Jesús, asesino, criminal

© Copyright: CEF Germany

www.WoL-Children.net

Page last modified on May 25, 2018, at 06:30 AM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)