STORIES for CHILDREN by Sister Farida

(www.wol-children.net)

Search in "Spanish":

Home -- SpanishPerform a PLAY -- 049 (The good Shepherd)

This page in: -- Arabic? -- Aymara -- Azeri -- Bengali? -- Bulgarian -- Cebuano -- Chinese -- English -- Farsi? -- French -- German -- Guarani -- Hebrew? -- Hindi -- Indonesian -- Italian -- Korean -- Kyrgyz -- Malayalam? -- Portuguese -- Quechua? -- Romanian? -- Russian -- Serbian? -- SPANISH -- Tamil -- Turkish -- Urdu? -- Uzbek

Previous Piece -- Next Piece

PIEZAS DE TEATRO -- ¡represéntalas para otros niños!
Piezas de Teatro representaciones para niños

49. El buen pastor


Hace un tiempo anduve por una autopista. El paisaje era hermoso con bosques, viñedos y plantaciones. Hasta ví una manada de ovejas con su pastor. ¿Sabías que las ovejas solo obedecen a la voz conocida de su pastor y jamás a una voz extraña? ¿Sabías que se cansan rápido y no pueden defenderse? ¿Sabías que no tienen sentido de orientación? Jamás encontrarían el camino a casa como lo hacen por ejemplo los perros o los caballos. Tienen una vital necesidad de un pastor que las guíe, las proteja y les provea el alimento.

Nuestras necesidades son parecidas. Siempre que veo ovejas recuerdo lo que dijo Jesús:

Jesús: "Yo soy el buen pastor. Mis ovejas conocen mi voz y me siguen."

Él es el buen pastor y nosotros sus ovejas.

Para ilustrar eso, un día Jesús contó una historia:

(Ruido de ovejas)

Jesús: "Un pastor tenía 100 ovejas. Las llevaba a lugares con jugosos pastos y agua limpia y fresca. Cuando se acercaban animales depredadores, el pastor enseguida se daba cuenta del peligro y protegía la manada. Cerca del pastor las ovejas estaban seguras y no les faltaba nada. En la noche las llevaba a casa y las contaba para asegurarse de que estuvieran todas. 79, 98, 99. ¿Solo noventa y nueve? Faltó una oveja. Se había alejado de los otros y eligido su propio camino – y se había perdido. Cansada y lastimada gritaba por ayuda.

El pastor la buscó hasta encontrarla en los matorrales. Feliz la alzó y la llevó a casa sobre los hombros. Ahora la ovejita estaba segura y cuidada.

A sus amigos el pastor les decía: Alégrense conmigo, encontré a mi oveja perdida.

Solo una cosa le importaba. La había buscado y encontrado. La amaba."

Jesús es el buen pastor. ¿Conoces su voz? ¿Le sigues?

Junto a Él uno está seguro y protegido. Él nos da lo que necesitamos. Siempre está con nosotros y jamás nos deja solos en las dificultades. A pesar de eso muchas personas –como la oveja del cuento- se van corriendo por sus propios caminos. ¿Se te ocurre por qué es así?


Personajes: Relator, Jesús

© Copyright: CEF Germany

www.WoL-Children.net

Page last modified on May 23, 2018, at 10:40 AM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)