STORIES for CHILDREN by Sister Farida

(www.wol-children.net)

Search in "Español":

Home -- Spanish-ESPerform a PLAY -- 021 (Sin begins little by little 6)

This page in: -- Arabic? -- Armenian -- Aymara -- Azeri -- Bengali -- Bulgarian -- Cebuano -- Chinese -- English -- Farsi? -- French -- German -- Greek -- Guarani -- Hebrew? -- Hindi -- Indonesian -- Italian -- Korean -- Kyrgyz -- Malayalam? -- Platt (Low German) -- Portuguese -- Quechua? -- Romanian -- Russian -- Serbian -- Slovene -- Spanish-AM -- SPANISH-ES -- Tamil -- Turkish -- Urdu? -- Uzbek

Previous Piece -- Next Piece

PIEZAS DE TEATRO -- ¡represéntalas para otros niños!
Piezas de Teatro representaciones para niños

21. El pecado suele comenzar por lo pequeño 6


El rey Acab caminaba de un lado a otro en su palacio, una y otra vez. Y una y otra vez se asomaba a la ventana para admirar la hermosa viña.

Acab: "Tengo que poseerla. Esta ubicación es fantástica, justo al lado de mi palacio. La convertiría en un jardín maravilloso."

Fue a ver al dueño.

Acab: "Nabot, véndeme tu viña."

Nabot: "Imposible mi rey. El terreno es herencia de mis antepasados. Una herencia no se puede vender, eso dice el mandamiento de Dios."

Acab se dio la vuelta y se fue ofendido sin despedirse. Furioso se tiró sobre su cama.

¿Tú también te ofendes si algo no va según tus deseos?

El rey Acab giró la cabeza y miró hacia la pared.

Jezabel: "¿Qué te pasa?"

Cuando la reina Jezabel se enteró de toda la historia, dijo:

Jezabel: "Levántate y diviértete. Yo me encargaré de que recibas lo que deseas."

La reina escribió una carta a los consejeros de la ciudad, falsificó la firma del rey y selló la carta con el sello del rey. Los consejeros leyeron: Organizad una fiesta e invitad también a Nabot. Cuando llegue, acusadlo diciendo: Blasfemó contra Dios y el rey y por eso debe morir.

Así sucedió. Sin sospechar nada Nabot aceptó la invitación y al terminar el día ya estaba muerto.

¿No es terrible cómo pequeñas cosas se convierten en pecados grandes? Ver – querer tener – envidia – orgullo – ofensa – y después asesinato.

La noticia de la muerte de Nabot se difundió rápidamente. Acab fue para tomar posesión de la viña. Pero había hecho sus cáculos sin Dios. De repente Elías se interpuso en su camino. Acab se puso pálido.

Acab: "¿Me encontraste, mi enemigo?"

Elías: "Sí, te encontré. Te vendiste al pecado y lo dejaste crecer en tu corazón. Pero Dios odia el pecado y te va a eliminar a ti y también a toda tu familia."

Las palabras de Elías sacudieron al rey hasta la médula. Se arrepintió de todo lo que había hecho. Y Dios vio su corazón y tuvo piedad de él.

Cuando confesamos nuestros pecados al Señor Jesús, entonces Dios es fiel y justo y nos perdona.


Personajes: Relator, Acab, Jezabel, Nabot, Elías

© Copyright: CEF Germany

www.WoL-Children.net

Page last modified on June 14, 2019, at 08:39 AM | powered by PmWiki (pmwiki-2.2.109)